ErC

Sólo muerte

La cabeza rodando por el subsuelo del infierno,
intoxicados gritan a orillas del cielo,
desangrados en unión hacen un mar de sangre
donde peces beben las penurias del muerto.

Corazón partido cae en trozos por la hojarasca del otoño,
cada fragmento lleva una mentira avergonzada
y dos verdades que nunca fueron realidades,
mundos de agonía perdidos en las sonrisas fingidas.

Muertos caminan por el alba sin sombras,
las luces del negro manto estelar cautivan el temor,
el viento con su esperanza se ahoga en la dilatación del mal,
en la zozobra del llanto de los niños se hincan los hombres
pidiendo perdón por los destrozos del humano al corazón.

Caen las vidas en el abismo de la muerte,
asesinos del amor esperan en la penumbra,
la lumbre de la vida se extingue sin salida,
esperan las ultimas ánimas a ser rescatadas
por los arcángeles o ángeles que no llegan;
la música fúnebre los acorrala en sus ecos,
cuchillas, dagas, espadas cortan el alma,
el ser se desvanece y se vuelve parte del abismo,
no hay salida, sólo la muerte, sólo muerte.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.