Carlos C

Tus Ojos

 

Ojos de sol y de miel.

Pupilas de luna llena

que han puesto en mi alma pena

con amargura de hiel.

 

Ojos de tierno mirar,

que por dulces, son más bellos.

Ojos de tiernos destellos

culpables de mi pesar

 

Ojos tristes, de repente,

cual si adivinasen penas

frutos de amargas condenas

que me impusieran cruelmente.

 

Ojos que me dan la muerte.

Ojos que me dan la vida.

Que han puesto en mi alma dormida

la locura de quererte.

 

Ojos de noche y de día,

ojos de luz y de sombra.

De un contraste que me asombra

son tus ojos vida mía.

 

 

 

 

 

Alt Wander Mérida, Yucatán 1976



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.