Jose Luis Anaya

Te pienso

Te pienso, cuando la lluvia cae sobre nuestros techos, te pienso,
cuando mi mente socava momentos de conocimiento, te pienso,
en aquellos momentos en que abandono mi cuerpo para descansar, te pienso,
mientras el sol colapsa durante el amanecer, te pienso

Cada vez que necesito de tus labios, cada vez que necesito de ti, te pienso,
sobre mi espíritu yacen tantos conocimientos y te pienso,
en cualquier gota del helado verano, que cae, te pienso
sin mirar las bellas rosas de aquel edén de tus labios, te pienso

En aquel caluroso invierno, mientras nuestros labios se congelan, te pienso
sobre aquella húmeda primavera, te pienso,
en las playas y los ríos, en los lagos y mares, te pienso, dulce amor.

Mientras te pienso, aquel caudal de sentimientos fríos, se va, y te pienso,
nuestros labios se fusionan en la cumbre del calor, mientras te pienso
la primavera, florece y marchita, mientras yo te pienso.

 

Comentarios1

  • 强制机械手

    Y si no la pensarás también aún más.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.