Edmundo Onofre

AMNESIA

               AMNESIA


Viene desde lejos, feliz regresando
va para su pueblo que le está esperando.
Tiempo largo que a los suyos no veía
sólo cuando niño él ahí vivía
y por mejor vida tuvo que marchar
a buscar fortuna dejando a su hogar.
¿Estarán sus padres y sus dos hermanos?
¿Estarán alegres y sus cuerpos sanos?
Son preguntas al venir viajando,
tendrán las respuestas al estar llegando.
Está oscureciendo, ha llegado el tren,
baja sus maletas, él llegó muy bien.
Su casa está vieja de tanto esperar
y sus padres viejos no quieren llorar:
No le conocen... Viejos ellos están.
Los cuerpos vacíos ya no llorarán:
sus mentes se han ido de estar aguardando
que su hijo ausente los llegue besando.
Sus cuerpos cansados están muy presentes;
pero sus almas puras: muertas, ausentes.

 

 

Comentarios2

  • Ana Maria Germanas

    El tiempo, ineludible, y desgastantante, vacio, de auscencia, aun con presencia, y las expectavidas truncadas del reencuentro, triste decepcion, y ciertamente una experiencia que nos da la vida, en esta perdida irremediable, excelente descripcion
    Onofre, saludos amistosos para ti-

  • Edmundo Onofre

    Gracias Ana María por tus palabras. En efecto, la vida depara situaciones muy tristes que nos apenan; pero todo es más llevadero con la compañía del otro.
    Saludos,
    Edmundo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.