Carlos Ars

Noche mezquina

Impresión, luna simiente,
Sí; la luna si miente,
seduce a la mente
con su belleza refulgente.
Sí. Siente; murmulla vehemente,
Nos da de beber sosiego,
y por las mañanas se arrepiente.

Resplandor, sol naciente,
Llegas con tu luz torrente,
Y contigo el caos:
Un cardumen de entes.

¡Ah, noche mezquina!
Llega ya, trae contigo a la luna
y su armonía latente.
Aunque tus segundos sean contados,
prefiero tu silencio eternamente.

Comentarios1

  • nelly h

    Un escrito sencillo pero a la vez bien figurativo

    Saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.