Andre Susana

metamorfosis

 

Una mujer serena, monótona y mustia

andaba por el mundo, en aparente calma.

Su vida transitaba sin otros sobresaltos,

que ocuparse de cuestiones banales,

como las domésticas, económicas, sociales.

De pronto un cataclismo, asoló su existencia.

Apareció “èl” con su decir galante,

sus palabras certeras,   su mirada de fuego.

Sus promesas de encuentros afiebrados y ardientes.

Su intención de “liberarla” de aquella vida yerma.

Y ella se enredó en esa metamorfosis.

Hoy es efervescencia, pasión, denuedo.

Hoy es toda fuego, ardor, brillantez y ligereza. 

Hoy el mundo la percibe distinta …

 altanera, brillante, seductora y coqueta …

“él” el autor de semejante cambio,

no sospecha a qué punto,

 logrò trocar el mundo de la oruga, 

florecida en   mariposa.

 

Comentarios1

  • Edmundo Onofre

    Bonito poema.
    Buenas figuras empleadas.

    Siempre habrĂ¡ alguien que nos transforme... nos motive a ser mejores.
    Saludos

    • Andre Susana

      muchas gracias.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.