Carlos Güell

Impaciente

 

Cuanto me gustaría abrir esa puerta y encontrar la imagen de tu presencia.

Cercana a mi piel y con mis caricias, con tus sonrisas tocaría mis sonrisas.

Me invento uno y mil pretextos para no despertarme entre los minutos que sueño contigo.

Y mi mente vuela en mil pedazos y cada uno de ellos forman una sola imagen...

La imagen que tengo de tu imagen, tocando a mi puerta, sin distancias, ni suspiros.

C. 

Comentarios2



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.