mario mena mena

Feliz por haber venido

¿Qué dónde estaba antes de esta vida?

No sé, no entiendo, ni necesito conocerlo

pues quizá nunca existió esa vida previa,

ni se ocupaba que la tuviera

aunque de un no se dónde, ni por qué

a uno le vine esa noción de que sí ha ocurrido

que un hilo nos conecta al inicio del pasado

antes que el alma abriera sus pétalos

Hasta llegar donde no había tiempo.

 

Es algo que llega de un saber no aprendido

pues no tuve voces que llevaran esa idea

ni una religión que predicara su existencia

Una certeza transparente, no oída en la Escuela

Como un saber que uno conoce de siempre

de sentirse parte de todas las cosas

hermano del viento, del árbol, la hierba

y todos los animales que pueblan el mundo

 

¿Quién sabe porqué se siente así la vida?

Que tenemos un lugar mayor en el bosque

Hermanos y protectores

Parte y guardabosques

Humus y cúspide.

 

En el principio la vida me habló

en lenguaje de ríos, cafetales y pájaros

andando en trillos de antiguos silencios

cantos de grillos y sombras misteriosas

ondulando en el entramado de los cafetos.

Abundaba el viento, el vacío, y el silencio.

Parecía que algo acechaba en lo quieto

y miraba desde cada tallo y ser imperceptible.

 

Luego todo pasó, como se deshace un sueño

Vino el tiempo de ser urbanos

de pagar casa, luz y cada vaso de agua

De vivir los días dando vueltas al tiempo

vacíos de presente, sin idea del futuro

Estancados en un calendario de un solo día

en un día de apenas un minuto

en un minuto frío, amargo y triste.

 

Luego Te conocí y ya no fui el mismo

Pues en todo paso, vuelo, lágrima y éxito

siempre he sentido que estás aquí

como en los días de cafetales y ríos.

Animándome mis pasos derechos

y extrañándote cuando me perdí.

 

Hubo momentos de gran pena

extrañezas de esta raza que provengo

carencias cortantes, tiempos sin respuestas

cuando no se tiene piso para andar

ni un apoyo donde sostenerse

Pero ya nada importa, ahora sólo floto

y giro en las alturas de este fresco viento.

 

Habitando entre la niebla, en vuelo

Niebla blanca, espesa y fresca

donde ni siquiera hay silencio

Contigo como en aquel tiempo

 

No hay forma de saber si existimos antes

el presente es mi único tiempo

y si me das una vida más allá de esta que tengo

la celebro, la espero y te agradezco

mas “no me tienes que dar porque que te quiera”

pues a pesar de los dolores y las sombras vividas

me postro ante todo lo que existe

Arte de tus manos

ciencia de tu perfección

y te alabo Padre, por haber venido.

Comentarios4

  • Mallito

    La vida es maravillosa, es un regalo que Dios nos da, felices los que podemos disfrutar cada momento de vida, que el señor nos concede. Lindo poema reflexivo, poeta.
    Saludos cordiales.

    Mallito

    • mario mena mena

      Saludos Mallito.
      Muchas gracias, compartiendo esta vida maravillosa.

    • Hugo Sanchez

      Muy bueno Mario

      • mario mena mena

        Hugo: es muy valiosa tu lectura.

      • Nhylath

        Estimado poeta! !! Tus letras nos lleva a lo profundo del alma para detenernos a meditar sobre nuestra existencia! ...Me agradó leerte!
        Mi fraternal abrazo
        Nhylath

      • Ma. Gloria Carreón Zapata.

        Bellos y reflexivos versos estimado autor, la vida regalo de Dios, es maravillosa. Mis felicitaciones, un gusto visitar su espacio. Un cordial saludo desde México.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.