Glomo

PARTO

               Uno solo es consciente de la belleza 

               cuando aparta la mirada de sí y admira

               la belleza del mundo, y vuelve... y se va,

               la vida da patadas 

               en el estómago que van y vuelven,

               las hostias en la vida y los golpes que

               van y vienen, dolor que va cambiando de bando.

 

               Cuando las contracciones se precipitan 

               los tambores resuenan como tambores 

               de tierra, de vida, de manada humana que

               avanza hacia la pradera de hierba, de agua,

               alimento más allá de las membranas.

 

               La belleza de la vida está en esas aguas rotas,

               mezcladas con barro, arrulladas con gritos de

               ese dolor que empuja por salir, solo importan

               los tambores de fuego, que la manada avance,

               que el grito llegue, la fuerza con calma... a la

               espera de la siguiente contracción, y cuando 

               parece que no puede haber más belleza en el 

               dolor, las patadas en el estómago se quedaron

               en cosquillas en comparación con la manada

               en el embudo, el sacro como una campana y

              el badajo a golpe de martillo encajando la

              cabeza a golpes... y el pequeño Mauro que tiene

              encajada la recta final, Elena que espera para

             respirar, la manada lleva muchos kilómetros de

             Sabana, ella muchas leguas de empujes, Mauro 

             con el tambor resonando, y el golpe final de la

             tierra, el badajo que asoma el cráneo y la

             belleza en lágrimas derramando cuando el

            grito primigenio ha cambiado de bando, la

            manada en el pecho pastando y aquí, un padre,

            que toca el cielo con las manos llenas de amor

            y barro. 

           

                  

Comentarios4

  • Francisco Castro Guerra

    Muy bueno

  • Glomo

    Muchas gracias.

  • Glomo

    Gracias por tu comentario. Un saludo afectuoso desde EspaƱa.

  • Texi

    Enhorabuena !

    • Glomo

      Muchas gracias Tximeleta. Estoy entusiasmado.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.