-OjosDePerroAzul-

Luminosidad.

Blancas flores rosadas 

sobre tu boca suave a dulzón.

Corte sudoroso entre tu cuello y tu pezón.

Rojas manos que libros has de posar.

Temblorosas pestañas al hablar se ven.

 Tu patio ya no tiene hamacas.

Tu piscina ya no tiene agua.

Pies descalzos sobre zapatos marrón.

Tengo en las orejas unos pendientes de suave algodón.

Tengo bajo mi cuello, tu soga de mar mediterráneo.

No hay trama en esta cama.

Hay viento en el balcón.

El atrapasueño esta detrás

lo toco y a vos te duele.

Sos verde, tan verde.

Te da miedo el reflejo del espejo.

Miedo te da la realidad y la honestidad.

Ya no tengo hambre de maíz.

Ya no quiero comer tu corazón. 

Y si el cielo amarillo se fuese,

no parpadearía mas de dos veces.

Pero ya cae la noche,

y la madrugada tiene olor frio

tu piel puede quebrar.

No debo dejar que se rompa.

Te ayudaré!

Saltemos sobre el colchón,

o corramos los muebles.

Que triste es que no te veas.

Pero no importa yo te cubriré.

Los tenedores estan en el baño,

no importa si no lo recuerdas

te dejo una nota en la mesa de noche.

Pero las velas ya no pegan.

Entiendes Aneris que la velas ya no pegan!

 

 

-OjosDePerroAzul-

Comentarios2

  • clonariel

    El poema es un poco de todo por lo que entiendo, tus palabras son cálidas y puntillosas...

  • alicia perez hernandez

    Intensos versos...
    fuerza y decisión.
    BIENVENIDA!!!
    abrazos con saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.