MANZANILLA

LE FALTA UNA HERRADURA...AL HERRADOR.

Le falta una herradura...Al herrador

claro está que es a la mula

la que siempre la perdía

el burro tambíen lo hacia

y se iba al herrador y este

se la ponía, oficio de sabiduría

con paciencia y tesón y cuidado

no te llevaras una cóz,  al día

todo tipo de  animal de cuatro patas

se entienden caballerías y borricos

pasaban antes o después

por las manos del tío Kiko

que por cierto herraba muy bien

a golpe de martillo, hacía la herradura

a medida, limpiaba bien,y limaba

para que sentara bien, clavaba

los clavos con cabeza y remachába

quedaba impecable, el animal

no se quejaba, aunque no era de válde

había siempre cola en la puerta

seria, para coger cita previa

aunque hace cincuenta años ¡ No sé !

pero el caso es que herraba muy bien

y tenia mucho trabajo, cobraba poco

en aquel tiempo, pero no se podía vivir sin el

los animales sin zapato, no se podían tener

era el pan de cada día, para el que vivía

del campo, que era la mayoría

en los pueblos ya hace tiempo que desapareció

esta herrería, tambíen la caballería

solo queda la infantería, y los coches tambíen

estos no necesitan herradura...

Pero pinchán también...

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.