J.R.Infante

Yo le pregunto al camino



Polvorientos parajes, transitada
senda –calor incipiente-, confiésame
tú que lo sabes, ¿por qué hueles a pésame?

Sobre tu faz caprichosa, marcada

queda la huella  -cándida, resignada-
de ruedas, alpargatas, cascos. Bésame
amargamente la sien, gime y césame
como cantor; más dime antes que nada:

 

¿dónde marchó el alegre campesino?

¿dónde la abubilla guardó su trino?

Respóndeme sean cuál será el sino

de esta aridez ondulada. Concede
licencia a mi entendimiento; él no puede
comprender y ha de saber qué sucede.

Comentarios2

  • Francisco Castro Guerra

    Muy buenos versos. Saludos

  • J.R.Infante

    Gracias, Francisco, vieneron a cuento del desastre que hemos sufrido en Huelva con el incendio de Doñana.

    • Amalia Lateano

      Amigo Poeta J. R. Infnate:

      Tus poemas son extraordinarios.
      Lo digo con el corazón.

      Felicitaciones
      Amalia

      • J.R.Infante

        Gracias, Amalia, espero mantenerme en la línea y que te sigan gustando.- Abrazos



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.