alexander alexandria Csm

EL AUTOR



El autor pasa de largo con una mirada casi inexpresiva

Los transeúntes, yacen ebrios con una cara enverdecida

Poseído por la excitación de querer cometer el acto,

Paso tras paso el ambiente  se torna putrefacto,

Las drogas pueden olerse en las calles desoladas

Almas alcohólicas andando por rutas equivocadas,

Al llegar a su destino, parecía dominado por su delirio

Escucha voces  que susurran e inducen a cometer el delito,

Se introdujo a tocar a la puerta de la que fuese su víctima,

Ya había sido estudiada meticulosamente por el homicida,

Una joven estudiante  que por el autor era conocida

La joven estudiante, su amiga, su víctima, y frente a ella el autor

La miro por segundos con deseo  suciedad y pudor,

Le dominaron los pensamientos de todo un violador,

Fue cuando la joven supo que abrir la puerta fue un error,

El edificio para la joven huele a muerte,

El autor no contribuye a detenerse,

Se cruzan las miradas, y en un par de segundos,

Le apuñala 7 veces dejando huecos profundos,

Mientras hace el acto, bebe alcohol como celebrando

¡Maldito maniaco, ojala te mueras asqueroso inhumano!,

El cuerpo yace sangrentado y con expresión facial de piedad

El cielo se tiñe de rojo ante un autor en completo estado de  ebriedad.

Perdido en su locura,  la violación se hace su deseo

Para un criminal, no existe cuerpo que sea feo,

Y qué mejor que una joven virgen, como trofeo.

 

CREDITOS: INSTRUMENTAL USADO DEL ANIME HELLSIN.

 

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.