Jorge Briceño

Cuando me acuerdo de mi

En el cielo frío, oscuro y tupido de estrellas,

te veo a tí.

Te veo a tí y no es por locura, ni por nostalgia,

ni por deseperación, tampoco por tristeza, ni mucho menos por amor.

¡No, no creas que me tienes en tus manos!

  Pero eso sí, que te quede bien claro,

si alguien te pregunta por qué entonces digo que allí te veo a tí,

dile que es porque me acuerdo de mí.

Porque me acuerdo que existo,

que el tiempo no es tuyo sino mío y que puedo y debo renunciarte.  

Comentarios1

  • Edmundo Onofre

    Muy buena propuesta la tuya. Te felicito por tu originalidad. Un poema inteligente que lleva por un camino distinto a la lógica.
    Un cordial saludo Jorge Enrique.

    • Jorge Briceño

      Muchas gracias amigo, leer este comentario me ha dado mucho animo. Gracias nuevamente.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.