argantonio

Las prohibiciones

Se encontraron dos dolientes,

uno padecía la gota,

el otro, algo que no se nota,

eran dos sufridos pacientes.

 

El de la gota como si fuera musulmán,

no podía comer chacina,

el otro ni una chocolatína,

una vida sin jamón ni golosina es cosa de Supermán.

 

Yo por lo tanto me apunto,

a lo de Jesús en la boda de Canaán,

que haciendo uso de su magía.

 

Cuando dieron las doce en punto,

preguntó,¿Y el vino y los peces donde están?

Y al multiplicar el vino, los peces, y el pan

evitó la antropofagía.

Comentarios3

  • Ana Maria Germanas

    Me has hecho sonreir, oh precioso humor, cuanto, que nos haces falta, un gusto enorme leerte Argantonio.-un cariñoso saludo.-

    • Amalia Lateano

      Es muy bueno.
      Tiene un trasfondo que hay que leerlo entre líneas

      Saludos

      Amalia

    • Lilí

      😄😄

    • argantonio

      Yo soy totalmente betico porque soy de la región bética y además diabético y nochebetico. Gracias a la santa piscina me mantego abrazos a todas y a todos



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.