Kevin Barrios

La entrada al edén

hoy vi la entrada al edén
se escondía detrás de tu mirada
esa que parece un tranquilo mar
a punto de rozar la tempestad
sentimos el silencio
cuando quise que escucharas
cierta historia solitaria
que quería cruzar el ocaso
ese mismo instante
que hablada de la lluvia
que venia del sur
quería escuchar el canto
de las gotas golpeando el techo
y dejar un instante la soledad
ser pronunciada por otros labios
es verdad , no tengo alma de poeta
ni alas de nuevos amaneceres
y que quizás los otros labios
bebieron del veneno de mi copa
pero hoy, solo hoy
vi la hermosa lluvia
resbalar por tu hermoso pelo
el tiempo marco en cada segundo
un fragmento de nuestras vidas
haciendo que faltara vida que contar
hoy vi la entrada al edén
hoy vi lo bella que es tu alma
vi aquella alma que vi de niño
la primera vez que cruzamos la mirada
hoy volví a encantarme
y volví a retroceder el paso que di
pero siempre con voz y canto
siempre pintando el contraste
que nos dan los paisajes
la vida...
recién ahora empezó a llover
a las tantas de la madrugada

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.