León Aronnax

Plasmados

 

Te recuerdo

te recuerdo en mis noches frías

en las tardes lluviosas

en los tumultos del bus

 

Pero tu imagen náufraga

es despiadada entre las olas de mi memoria

quiere ahogarse lentamente

en la profundidad del olvido

 

Subías empujada por la violencia

de los cuerpos revueltos

de los olores matutinos

iracundos de afán

 

Te posaste en mi blanco

y la diana sonó para mí

aquellos globos nunca aterrizaron

más allá de tu nimbo

 

Y entre el derramar de los andares

magnetizados por el destino

fueron a juntarse tus suaves delicias

con las grietas de mis bordes

 

Pronto iremos desapareciendo

como desaparece la noche

y al llegar la aurora

quedaremos plasmados en las paredes

 

León Aronnax.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.