osvaldo sabino

ambos

 

 

No es que el tiempo pase,

es la sangre que fluye

roja       caliente

como el tiempo.  

 

Y se derrama así,

como el tiempo.

 

Incontenible y veloz

como el tiempo que pasa.

 

Y la vamos perdiendo,

irremediablemente,

como perdemos al tiempo

que intentamos detener

y no logramos      no logramos.

  

Y ambos juntos se van

en un sigiloso desfile

de años que pasan,

en los que se confunden

                                     ambos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.