MANZANILLA

ZAPATERO REMENDÓN...A Pavíta.

Le decían " Pavíta " con cariño

cosas de los pueblos, todos teníamos " motes "

pero eso era lo de menos

el caso, que era zapatero remendón

pero eso sí, de los buenos

en todos los sentidos

tenia buen corazón

vivía en la misma calle que yo

por eso llegué a conocerlo bien

y nos apreciábamos mucho

era de los de antes, trabajaba

solo con las manos y las cuatro herramientas

rudimentarías que tenia

encima de una destartalada mesa

que tenia muchos más años que el

y sentado siempre en la vieja silla de eneas

a la entrada en la primera habitación

tenia el " taller " poca cosa

la mesa vieja, las cuchillas para recortar

las sobras de las suelas, las légnas

para agujerear, de distintas formas

también servían para coser el cuero

o materiales mas gruesos y agüjas

de distinto grúesor, el cerote

para hacer los cabos, para coser

algunas hormas viejas, para

ensanchar lo zapatos si te quedaban chicos

martillos de zapatero , alicates, sacabocados

para hacer agújeros en los cinturones

una maquina vieja de coser a pedal

y algunas cosas mas por el estilo

trozos de piel de becerro en un rincón

entonces se hacían muchas reparaciones

pues no había, para comprarse

unos zapatos nuevos todos los días

se ponían tapas, pero de goma

protecciones para no desgártar las punteras

darle unos puntos cuando empezaban a romper

a los agüjeros, y alguna cosa mas

de encargo, que era lo menos que hacia

zapatos vastos de cuero para los labradores

que desgastaban mucho en el campo

me gustaba verlo trabajar, no tenia prisa

siempre echaba un rato con cualquiera

se reía, era un " buenazo " de estos

que ya no se llevan, un hombre sencillo

lo conocí hasta sus últimos días, ya viejo

" Pavíta" que Dios te bendiga, y si te veo

te encargaré unos buenos zapatos....

 

 

Comentarios2

  • YA SABES QUIÉN...

    Una lindura de vivencia ensoñadora
    desde el sentir sereno y detallado de quien lo narra.

    Los oficios perdidos en las fauces de la modernidad.
    Un abrazo mi querida amiga Manzanilla del alma.

    • MANZANILLA

      Muchisimas gracias Hector, con cuanto cariño se recuerda estos oficios y a las buenas y humildes personas que los practicaban...Siempre se saltan las lágrimas al recordarlos, eran tiempos mejores...Que no se olvidan..Un abrazo.

    • Edmundo Rodriguez

      Querida Amiga ,
      Logrè sentir ,
      tu gran afecto y respeto ,
      por ese buen hombre trabajador .
      Mi cariño , y
      Mi càlido Abrazo .

      • MANZANILLA

        Muchísimas gracias, Edmundo, " Pavita " era de esas personas que ya no quedan, están en via de extinción, lo respetaba y lo quería, lastima, la vida es cruel...Su oficio, humilde pero bonito y necesario...Un Abrazo Edmuando.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.