Lucy Quaglia

Cascadas de otoño

Cascadas de otoño,

Canciones de cielo,

Cascadas de fuego,

De infierno, de velos

Rojos y amarillos,

Negros y verdosos,

Naranjas furiosos

Y marrones muertos.

Rocas sonrosadas,

Soles trasparentes

Al través de hojas,

Troncos y montañas,

Cascadas de otoño,

Catedrales vivas

Que mandan al viento

Soplos de colores

De esperanzas limpias.

Cascadas de hojas,

De flores, de lagos,

De piedras profanas,

Redondas y obscenas.

Pinos milagrosos,

Cascadas de ruidos,

Herramientas sueltas

Que suenan y sueñan

Al compás torcido

Del andar del Ford

En los baches hondos

Del largo camino,

Ruidos de los chicos,

Los míos y ajenos.

La voz en la casa

Con hijos ausentes

Y sueños perdidos

En cantos de otoño

Que se hacen invierno.

Sentirse vencido

O sentirse muerto,

Pelear con tu aliento,

Al dolor, al miedo,

Al sabor dulzón 

De plata que llega

Y se va de nuevo,

Sentirme encontrada,

Realizada, viva,

Latente en el tiempo,

El momento, el día,

Poderosa vida

Sin ningún tormento,

Contenta, solemne,

Querida, perenne,

Sabrosa, doliente,

Buena y atrevida.

 

Comentarios1

  • YA SABES QUIÉN...

    amiga Lucy
    una hermosura descrita en amenos y refrescantes versos.

    todo lo envuelven y guardan tus ojos.

    • Lucy Quaglia

      Muy amable, el paisaje se hacer hermoso en el otono en Canada, y es una musa indudable.

      • YA SABES QUIÉN...

        sin duda que lo es, como si lo hubiera visto.
        gracias mi amiga



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.