Ulis3s

Tiempos

Los relojes piden prestado mi tiempo

y notas y metros a esta melodía

que me suena, me late y pulsa todas mis sangres

y llena el pleno vacío que soy.

Me reclaman un laberinto de almas

y mil multitudes con una sola cabeza,

la pulsión constante de todos aquellos que contengo,

soy el todo y también una pieza.

Atravieso nocturno el encendido espacio de mí

y la Luna es mi piel perfecta.

Soy el futuro presente en un instante

que quizás atraviese esta arena.

Soy el pasado, esa ley irrevocable,

Me ahogo en este Río, y soy su cauce inagotable.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.