Esteban Mario Couceyro

La niña del globo rojo

Maru jugaba

con un globo rojo

en sus fantasías

estaba.

 

Todo fue cielo

azul

claros azules

con tenues vientos

que la llevaban.

 

Debajo las tierras

pequeñas y difusas

tierras

donde todo

escapaba

y se confundía

de ese azul claro

del cielo infinito

en que volaba.

 

 

Pendiente de un globo rojo.

Maru, soñaba

con cuentos de hadas

príncipes

heroicos

que la rescatarían

del peligro

en esas tierras extrañas

cada vez más lejanas

pequeñas

vistas

desde el cielo

pendiente del globo rojo.

 

Mientras el cielo

azul claro

cada vez mas inmenso

difuso y claro

se confunde

en la almohada

y los cabellos

de Maru

que dormida

sueña

con príncipes

mientras el globo rojo

no puede huir

del techo de la habitación

………….

queriendo llegar a Maru

con el largo hilo

como si fuese

el brazo extendido

del príncipe soñado

invitándola

a ese cielo azul

infinito de infantiles sueños.

 

Comentarios1

  • anbel

    Tod@s fuimos Maru en algún momento... Confío en que algo de ella siga perviviendo en mi.Muy bello. Un abrazo 😄 🌹

    • Esteban Mario Couceyro

      Quizá ahora, pretendo ser un globo rojo...
      Gracias y te saludo en el cielo azul claro.
      Esteban



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.