littlebee.

Trenes perdidos

Me encantaba, su olor a tabaco,
mezclado con la colonia de Calvin Klein.
Me encantaba, su barba de cuatro días,
que le hacía parecer mayor y
me hacía cosquillas al besarme.

Me encantaba, su banda sonora 
de grupos de Rock de los setenta.
Me encantaba, la delicadeza con la
que me besaba por las mañanas,
para no despertarme, 
cuando se iba a trabajar.

Me encantaba, cuando se quedaba dormido,
mientras le tocaba el pelo. 
Me encantaba la tranquilidad y calma que desprendía,
su habilidad para hacerme sonreír.

Y todo..., todo se resume en un me encantaba.
Porque por cobardes, perdimos el tren, y por vagos,
los dos sabemos que no vamos a andar.
Que la distancia es muy larga, y que
la incertidumbre hiela el corazón
cuando se ama y egoístamente se quiere.

Y, ¿sabes?

es una pena.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.