ErnestoGalindez

Mi atención, tus ojos.

En lo personal disculpa si soy atrevido y un poco tedioso, es que por verte sonreir pelearia con un oso, con el pecho descubierto, con solo mis animos de vencer, pues la recompenza será mejor que ver un amanecer. aunque nuestra comunicacion es breve, corta y precisa, dependo de ella para seguir siendo un optimista. Un tipo buena onda, casi indestructible, con tal de saber que serás el medico que nuestro país libre. En esta ocasión te complazco con estos versos, creyendo firmemente que cada palabra es un beso, que se plante en tu mejilla y que sin pena alguna te haga sentir un par de cosquillas, tus caderas se conviertan en tu mártir, un dìa la luna resplandecerá en nuestro partir.
 
Y aunque las estrellas brillen mas fuerte para querer captar mi atención, será un esfuerzo en vano porque de ella tus ojos ya se apoderó. Se fuerte, no decaigas en tu mision, no luchas por ti sola, siempre has sido de gran convicción, una mujer fuerte y digna de admiración, como cuando tu niña ve arriba y piensa "serè como ella" con gran afirmación.


Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.