h b k

A veces

A veces las despedidas no se notan

Como que a veces se olvidan

Y hacen un monumento a la realidad

Para ir con el presente y la verdad

 

El que una persona se valla

No cierra las esperanzas de que vuelva

No existe ni pared ni muralla

Para al amor salvarla

 

Con su sonrisa de esa princesita

Y su forma de caminar

Su dulce voz al hablar

Y cuando me mira me excita

 

Está claro, ella se fue

Pero yo la tengo en mi mente

Yo no creo su retiro

Ella de pronto vuelve…



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.