Tatiana Contreras

La Mística y el Enigma

Alguna vez se ha preguntado ¿por qué los gatos miran la luna?

la observan de lejos y se extasían con su resplandor,

¿Será que la ven como una bola de estambre?

¿Será que la profundidad de sus ojos percibe lo que el humano ignora?

¿Será que el misterio de sus pupilas dilatadas en la oscuridad, obedece a la conexión espiritual con los astros?

¿Será que la contemplan porque analizan el amor que es tímido y se asoma sólo de noche?

¿Será que obedecen a su luz porque se conecta con la claridad de su aura?

Los gatos miran la luna como un enamorado mira a su amada,

y la cuidan como un guardián custodía los sueños.

En noches de luna llena la examinan y en la abertura de su iris se dibuja su reflejo,

en medio de la nebulosidad, danza la mística con el enigma. 

 

Thata

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.