h b k

A una amiga

Yo tenía una amiga

Y hablábamos de la nada

Y de la nada hacíamos un universo

Llenos de palabras absolutas

Sin eco y sin repetición

Y yo tenía una amiga

Ella hablaba de duendes y hadas

De pasos y versos

De viajes y puertas abiertas

De vestidos y rezos.

 

Hoy nosotros ya no hablamos

A mi amiga se le olvidó

Que sin querer buscamos

Lo que el tiempo borró

Pero aún más nos amábamos

y la princesa jamás despertó

Todos la lloramos

Y el caballero jamás la mencionó.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.