Cristian Jovani

LAS RIMAS DE BÉCQUER

El punto verde en el centro de la sangre
visualiza mis letras como algodones
y desgasta su eco en el filo.
No hay tiniebla que se alce,
solo el perpetuo azulino que en el bramido suave se rompe.
Por los lados, caen las rimas de Bécquer;
como carmines en los almendros,
como fugaces meteoros;
que haciendo jirones sobre el espectro luminoso
radiosas me murmuran:
"el aloe de la espuma aloja otras cinco rimas y una leyenda"



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.