Edmundo Onofre

SUFRIMIENTO

 

 

SUFRIMIENTO


Las madres han venido al mundo a sufrir,
empezando sus lamentos al parir...
prolongándose hasta el final de sus días
aunque sus hijos vayan por otras vías;
ellas estarán siempre muy vigilantes,
atentas a lo que sucede en instantes.
No dormirán en paz, se desvelarán
porque sus hijos muy cerca no estarán,
pensarán en qué les habrá sucedido...
si en algunos momentos habrán sufrido.
Llorarán mucho cuando éstos lejos vayan,
también cuando están perdidos y no se hayan,
cuando estén enfermos o encarcelados,
cuando los castiguen o sean exiliados.
Las madres han venido al mundo a llorar,
lo malo para sus hijos, es pesar.
Ellas son capaces de entregar su vida
porque su amor a ellos nunca se olvida
y estarán alertas siempre a socorrer
a los que tuvieron y vieron crecer...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.