Esteban Mario Couceyro

Una luna y tres besos

Hubo un poeta

excéntrico personaje

raro

un loco, dicen

quienes le vieron

de traje

con chistera

y un enorme paraguas

negro.

 

Subido en la bicicleta

el poeta

andaba, en su camino

raro destino

llevaba

sin saber, cual sería

el arribo

en algún horizonte

en que ella lo amara

más allá

de las burlas

………….

por lo raro

que lo veían

dando vueltas y vueltas

sin sentido

siempre, en las cuatro

mismas cuadras

mientras iba cantando

cosas que nadie entendía

y le gritaban

loco

…….

y él sabía

que no eran chusma

solo peces

lo que veía

……….

algo de cielo

y la tierra, abajo

muy lejos

camino al horizonte

en el que estaba

ella, su amada.

 

En la chaqueta

guardaba

un poema

escrito

en sueños

con una luna

y tres besos

para la mujer

que lo esperaba.

 

 

Comentarios4

  • PERTINAZ PERTINZAS

    Hermosa locura compadre

    • Esteban Mario Couceyro

      De poetas y de locos..., todos tenemos un poco. Así cuenta el dicho popular...
      Un abrazo fraterno
      Esteban

    • Ross4

      Enamorador y poeta, una mezcla de locura infinita.

      Buen poema.
      Saluditos,
      Ross

      • Esteban Mario Couceyro

        Pero absolutamente solo, en esa locura.
        Gracias por tus palabras.
        Un abrazo
        Esteban

      • Ney

        Me recordó mi adolescencia, las vueltas en bici tratando de ver al chico que me gustaba y el oh , no... cuando me encontraba alguien que yo no andaba buscando, que cosas graciosas pasan en la vida, saludos !

        • Esteban Mario Couceyro

          Dabas vueltas con tu bicicleta y escribes...., bueno todo cierra, mi querida Ney...
          Un saludo, haciendome a un lado, para que pases con la bicicleta...
          Esteban

        • Beatriz Blanca

          Una locura de amor en una bicicleta que lo acompaña en la aventura de vivir. Loco, loco pero cuerdo en el corazón. Lindo, me gustó.
          Un saludo afectuoso en este día invernal.

          • Esteban Mario Couceyro

            Este tipo de locura, pone un poco de picante a la vida..., esperemos que todos encuentren el amor merecido y rescatador de extravíos emocionales.
            El frio, me lleva a la niñez, los sabañones que impedían que me cobijara frente al hogar trepidante..., con lo que siempre me gustó el hipnotizante fuego.
            Un abrazo de lanas
            Esteban



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.