Edmundo Onofre

MEZQUINO TIEMPO

MEZQUINO TIEMPO

Quién no quisiera estar preso

para ese tiempo tener

y escribir

una novela de exceso

logrando así abstraer

su vivir.

Tiempo habrá más que sobra

sin restricciones ninguna,

a toda hora.

Narraré hasta que recobra

libertad que no es fortuna,

ni enamora.

 

Mi mente libre estará

porque no acepta cadena,

ni censura.

Pensamiento volará

sin limitación ajena,

que perdura.

Pensamientos con la mano

se grabarán en la tinta

indeleble

para que así no sea en vano

y perdure en una cinta

nada endeble.

 

La cárcel ahora la exijo

aunque malo no lo soy:

¡luego apresen!

Por pensar distinto elijo

con buena razón me voy,

¡celda denme!

Escribiré de día y noche

toda vivencia pasada,

aún ingrata;

ni con asco ni reproche

y así muy bien expresada

me relata.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.