maria chus

La caida del amanecer.

Los rayos del sol doblaron tu cuerpo,

aquel día tu y yo seriamos un solo aliento.

Nuestro amanecer va cayendo como cae

un último pétalo de la rosa más fresca.

Nuestro amanecer se muere

con nosotros abrazados.

Y tan solo eramos agua y viento.

Comentarios1

  • ZULUALDNA

    El amanecer se eleva, la tarde cae.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.