ADANS BECMAN

EL VIEJO PUPITRE DE LA VIDA...

El que enseña, aprende dos veces

enseñar es un arte,aprender tambíen

hay que enseñar al que no sabe

para que se pueda defender

es un pecado la ignorancia

que puede costar caro, hay que aprender

la vida es una escuela, nos enseña

con paciencia, a veces nos da palos

la escuela es esencia, sufrir no es malo

el viejo pupitre de madera

donde estamos sentados, espera

el tintero y la pluma, preparados

¡ Vamos a la escuela !

seamos humildes y admitamos

que nada sabemos, si comparamos

todo lo que ignoramos, necesitamos

aprender, para no llegar a la vejez

con la ignorancia a cuesta, la puerta

del saber, siempre está abierta

para el que quiera aprender

por mucho que se sepa, no presumamos

que siempre hay quien nos enseña

a veces nos pesa el corazón, pero

no la conciencia, hay que enseñar a los dos

la vida, como la escuela, empieza y termina

no tomemos vacaciones, eso es un lujo

quien sabe cuando puede faltar, y no te

te van a poner falta, te van a olvidar

y tu pupitre se va a quedar vacío, piensa

que la vida son los ríos, que antes o después

se van a secar, así que aprende mucho

la vida es un viejo pupitre, que a todos

a sentarnos nos convida, y el pupitre esta

en un escaparate, todo el que pasa nos mira

¡ anda y saca los libros ! y recuerda

¡ hijo mío! no suspendas jamás...es un secreto

no seas como yo, un pobre analfabeto...

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.