Pensamiento.

EN NUEVA YORK Cont. al tema de F. G. Lorca

Continuación al tema de ayer

 

 

LA LLEGADA A NUEVA YORK: WHITMAN Y PESSOA

 

... los ojos claros que miran a la cara, una singular

mezcla de reticencia y de dominio de sí, con buen

humor y ánimo amistoso, un indudable nivel de...

 

... modales, gustos e inteligencia, probablemente

mayores que en cualquier otro lugar del mundo,

una exteriorización palpable de es camaradería

personal que he buscado siempre como el  más 

sutil  y  fuerte lazo para el futuro de esta abiga-

rrada Unión, no sólo son constantemente apre-

ciables aquí, en estas poderosas procesiones hu-

manas, sino que constituyen la norma y la media.

Quiero expresar hoy enfrentándome con ello a los

cínicos y pesimistas, con pleno conocimiento de

las excepciones a mis palabras - una observación

apreciativa y perceptiva de la humanidad de Nueva

York, que proporciona la más directa prueba de la

triunfante democracia y de la aclaración de una pa-

radoja: la individualidad de las gentes libres y plena-

mente desarrolladas entre esas extraordinarias aglo-

meraciones humanas. Hallándome en edad avanza-

da, inválido y enfermo, y, tras meditar durante años,

no sin dudas y zozobras, sobre esta república nues-

tra bien consciente de lo que se me dirá desde el otro

lado, hallo en esta visita a Nueva York, y en el con-

tacto diario y en la relación con sus miles de perso-

nas, a escala oceánica, la mejor y más eficaz medici-

na que ha recibido mi alma hasta el momento...

 

.

Continuará

Comentarios2

  • Menesteo

    Seguiremos a la espera de más información.
    Saludos
    Menesteo

    • Pensamiento.

      Gracias. Saludiños

    • Eco del alma

      Me gustaron tus letras con gana de saber mas, cariñosos saludos
      Un beso y un abrazo amiga
      Eco del alma

      • Pensamiento.

        Igualmente, Eco del Alma.


        Saludiños

        • Eco del alma

          Gracias amiga, saludos y un beso
          Eco del alama



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.