Gualberto Salazar

Sin prisa

 

Caminando voy al cielo,

no tengo prisa

ni aprieto el paso

ahí voy, observando

los paisajes del camino,

comportamientos compulsivos

de amigos y enemigos.

a ratos descanso

despierto y camino

día y noche,

a paso acompasado

sigo avanzando

construyendo mi sendero

disfrutando del entorno,

sorteando escollos.

Por momentos volteo a ver

¿por dónde vine,  de dónde soy?

Atisbo el horizonte, ¿acaso llegaré?

A veces parece que estoy lejos

otras, me miro muy cerca,

 he caminado tanto,  

que dejo de pensar

cuando he de llegar

me detengo de vez en cuando

y dejo señales de mi paso

no pretendo desandar la senda

pero me gusta dejar mis huellas,

hacer bonita esta calzada

por donde paso, donde camino,

no tengo prisa, he de llegar 

y al voltear la mirada

quiero observar

muchas flores, mucha luz,

grandes  castillos  con gente buena

sonreiré y estaré eufórico,

pensando  al llegar…

que he cumplido.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.