José de Jesús Camacho Medina

Regálame

Regálame un beso,
solo tu beso,
para trascender en la historia,
y recordar que la vida es:
¡aquí y ahora!.

Regálame una caricia,
solo tu caricia,
para sentir inmortalidad,
y ver como el tic tac del reloj;
se alenta cada vez más y mas.

Regálame tu cuerpo
solo tu cuerpo,
para empaparme de magia,
he de resolver ecuaciones
en tus senderos,
y derramar poemas por tu espalda.

Regálame una sonrisa
solo tu sonrisa,
para sentir la mas suave brisa
¡de las corrientes del universo!,
¡y no correr tan de prisa,
ni caer en el desconsuelo!.

Regálame lo que quieras,
que al final,
eres fuente de lo eterno...

¡Aunque sea por un instante déjame palpar ... que se siente pertenecer a los cielos!.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.