Bernardo Arzate Benítez

EL ESCLAVO

 

 

 

Tú luchaste mucho para conseguirme,
y de mi tomabas solo un octavo,
y hasta hoy no dejas de pedirme:
Que sea tu rey, y tú mi esclavo.

 

Día y noche en mi pensaste,
y cambiaste tu dormir por el desvelo.
y olvidando el bello azul del cielo,
te hice mi esclavo, y tú, ni lo notaste.

 

Tus manos siempre fueron muy "gigantes",
y nunca pudiste, un día llenarlas.
querías poseer muchas guirnaldas,
y siempre querías más que antes.

 

Pudiste haberme ganado y aun liberto,
pero quisiste ganarme y ser mi esclavo.
piensa, el día que estés muerto,
¿Quién gozará... lo que haz ganado?

 

 

Autor:Bernardo Arzate Benítez.

 

Comentarios1

  • gaston campano

    El dinero tiene esa condición esclavisa a quien no entiende
    que la plata por posesión
    aprieta y se desentiende.

    El dinero no hace la felicidad, pero es parte de ella.
    Saludos Bernardo por tu verdadero e incuestionable trabajo.

    • Bernardo Arzate Benítez

      Gracias,gaston. Aprecio y agradezco de verdad, tu amable comentario.
      Y estoy dre acuerdo de que el dinero,es parte de la felicidad.
      Deseo compartir contigo este verso de la Biblia:
      Eclesiastés 7:12 que lee así:

      "Porque la sabiduría es para una protección [lo mismo que] el dinero es para una protección; pero la ventaja del conocimiento es que la sabiduría misma conserva vivos a sus dueños".


      que tengas buen día.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.