Rebeca Espinosa

Mariposa

Como mariposa vuelo por el mundo.

Mis lágrimas caen constantes como goteras de agua.

No me detengo porque si no, no vuelvo a volar.

Mi tristeza atraviesa mi alma que llorando me acompaña.

Atravesando mares, subiendo montañas.

Llegando al cielo donde Dios me consolará.

A ti también te dejo volar, porque aquí no nos pudimos amar.

Solo tenemos la ilusión, de en el cielo volvernos a encontrar.

Y como ángeles, felices nos volveremos a enamorar.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.