Jose Leonardo Ramirez

Como Un Chocolate

Es verdad que quería comerla

como es querer comerse un chocolate,

y sin embargo quería abrazarla,

y abrasarle con mis brazos el alma.

 

Calcinarle con los labios

la mitad de sus heridas,

mis heridas,

y así derretir la soledad de mis manos frías.

Comentarios1

  • Bienvenidos

    Calcinarle con los labios la mitad de sus heridas,
    Que profundidad, que deseo mas hermoso.
    Saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.