ErC

Parte del firmamento

Comienzo por existir en tus labios
cuando en tu voz se escucha mi nombre,
allí inicia mi todo, el sentido de vivir,
las ganas de poder ser.

La mirada celestial que regalas
viene a mí en sus destellos,
todo lo tuyo como siempre sincero,
cautivando los demonios
de las cavernas de mis adentros.

Al escuchar esa voz que detiene el tiempo
que fragmenta cada instante en algo eterno,
que agota el silencio de la rutina, allí en lo tuyo,
en ese ruido de tus palabras que satisfacen mi alma.

Me fundo en la paz de tus abrazos,
desaparecen las tempestades
en tus manos que eliminan el infierno,
florecen las rosas universales
con esos brazos y esos besos
que plantas en mis labios.

En el contacto con tu esencia
la sed de mi ánima se sacia,
las casualidades y el destino
se entrelazan en ese beso,
en nuestros cuerpos
al ser parte del firmamento.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.