boris gold

EL DUEÑO DE LA CALLE

 "Homenaje al obelisco de la ciudad de Buenos Aires"           

 

 Muchas veces cuando

se viene la noche,

salgo a caminarla

a la gran ciudad,

la veo tan linda

cubierta de luces,

es como una reina

ella....es mi deidad.

 

Por si fuese poco

y entre tantas cosas,

tiene un habitante

por demás singular,

es un flaco alto

que todo lo mira,

lleva muchos años

en ese.....lugar.

 

A veces le canto

algún tango triste,

mientras cuenta historias

que ve desde allí

bohemios sin rumbo

gente a la deriva,

amores que pasan

y el tiempo....sin fin.

 

El flaco se yergue

soberbio en su altura,

se sabe importante

y se muestra tal cual,

radar de emociones

desde su atalaya,

es el gran vigía

del bien....y del mal.

 

Allí lo han puesto

¿el motivo? incierto,

lo que a mi me importa

es que siempre está,

un abrigo tibio

que en noches de frío,

BUENOS AIRES sabe

que él....la abrigará.

 

Compartí mis sueños

de rante porteño,

sos parte de ellos

si querés entrar,

mi obelisco hermano

que al cielo acaricias,

van a ti mis versos

gracias....por estar.

 

Boris Gold

(simplemente…un poeta)

 

Comentarios2

  • Paloma P.P.

    Lindo poema que me ha encantado leerte. Un abrazo amigo.

  • YA SABES QUIEN

    Brillante homenaje a lo que representa creo en sus versos, el espirito de la ciudad.

    Saludos, maestro y amigo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.