argantonio

Retrato del alma

Te lo diré si quieres saber quien eres,

eres el antídoto de mis dolores.

Eres el amor de mis amores.

Eres tú sola una y mil mujeres.

 

Tu rostro es el espejo de tu alma,

y yo en él me recreo,

te miro a los ojos.

Y veo que en ti reina la calma.

 

Conocíste más dureza que ternura,

más escasez que fortuna.

Más inviernos que primaveras.

Fuíste más generosa que ninguna.

Y díste cariño sin que te lo pidiéra.

 

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.