Enamorada de la luna

Lloro


lloro tanto,

largamente y en silencio,  

por momentos a gritos.

y luego en sollozos

más no se el por que

solo siento este dolor

Tan amargo que oprime

mi pecho que me hace caer

en este abismo amargo

y oscuro, amargo y profundo, tan oscuro

que me da miedo el no saber salir de el,

luego mi llanto se acaba y quedo solo en sollozos

hasta que mi cuerpo

y mi alma se cansan

agotada de tanto llanto termino dormida

en mi cama solo para seguir llorando

en mis sueňos más es ahí en mis sueňos que me entero

que lloro por que no te tengo

 

Comentarios2

  • JAVIER SOLIS

    Bello pero muy triste poema donde las lágrimas bañan y en sus caudales lavan quizás el alma herida.
    El llanto en una dama es un grito al amor y la compasión.
    Con mucho cariño
    JAVIER SOLÍS

    • Enamorada de la luna

      Te leí y mis lágrimas asomaron a mis ojos
      Es verdad las lágrimas son las que lavan el alma
      Llorar le ah dado alivió a m ser

      De nuevo gracias

    • J. Medina C.

      _______J. Medina C._______

      ¿Y LA LUNA?

      Mis pensamientos vuelan rodeando la luna,
      la estrella se vuelve sombra en un arroyo,
      las rosas lloran lágrimas de la noche,
      y tu nombre se arrastra en la penumbra,
      nada soy cuando se pierde al alba.
      Con los rayos del sol desaparece la magia,
      me pierdo entre el murmullo de la gente,
      entrando a la caverna de una sociedad tan reprimida,
      caminando con tu sombra a cuestas,
      con la nieve de mis sienes por el tiempo.
      El terror me invade como el viento,
      y el suspiro se roba las letras de tu nombre,
      amalgamando tu acento a mi memoria,
      embarrando mis neuronas a tu piel canela,
      con el corazón asustado por la espera.
      ¿Cuántos muertos caminan a mi lado?
      Sepultados en la frivolidad del destino,
      mientras me hablan, tienen la mirada perdida,
      agusanando con traiciones sus pasiones,
      sacrificados por un amor inexistente.
      Lastimosamente cierro mis ojos,
      cubriendo de recuerdos mis oídos,
      sintiendo como cae la hoja del otoño,
      tembloroso voy despacio como vate,
      sufriendo el desdén de un corazón impío,
      formando un dédalo de mis sentimientos.
      Como un orate busco terminar el día,
      sosteniendo tu mirada en mi palabra,
      quizás es la distancia que me agobia,
      o mis poemas no ahondan sin la noche,
      pero mis dedos bailan todo el tiempo,
      sobre versos silenciosos, mal formados.
      Y asoma finalmente la primera estrella,
      creciendo la ansiedad de mis fantasmas,
      ¿En dónde estás ahora que no me llamas?
      Es inútil, olvide que me olvidaste,
      y pienso tu regreso sin remedio.
      Perdido en un mundo de palabras mudas,
      que una hoja absorbe como esponja,
      no hay remedio, me dicta el tiempo indulgente,
      mientras mi corazón se ahoga,
      muerto vivo, vivo muero, muero en tu silencio.
      Navego en la distancia de lo incierto,
      y así mis letras pierden su sentido,
      acumulando vacíos en el abismo,
      noches sin respuesta, días de tinieblas,
      heme aquí, escuchando canciones de Sabina
      interpretando sin razón, poemas de Neruda,
      buscando el otro lado de la luna...
      ___Un poeta sin empleo_____



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.