Avefenix17

INFIEL

A solas, en casa, aguardo tu llegada;

cuento horas, minutos y segundos;

doy rienda suelta a mi mente desbocada,

intentando escaparme de mi mundo

 

La noche llega, la estancia se oscurece

y tu presencia ni siquiera se adivina;

poco a poco, en mí, la ansiedad crece

y el temor creciente me domina.

 

Al fin se abre la puerta, lentamente,

y en el dintel se dibuja tu figura;

una sombra sin rostro, solamente,

poco más distingo en la negrura.

 

La luz se hace y te acercas sin mirarme

a los ojos, y en la mejilla un beso

solitario depositas, pobre forma de amarme

y agradecer a quien aguarda tu regreso.

 

De repente, advierto un rudo aroma

asido firmemente a tu cuello;

te miro y a tu mirada asoma

la tristeza, y me doy cuenta de ello.

 

El rubor que invade tus mejillas

me confirma lo cierto del engaño;

pregunto ingenuo, mi corazón astillas

con tus respuestas que hieren y hacen daño.

 

En el lecho, en silencio compartido,

repleto de amargura y de hiel,

soñamos, yo con todo lo vivido,

tú con besos y abrazos, ya con él.

Comentarios4

  • Poetageneraciondel17

    Me encanta el poema...es muy bonito...la verdad esque todos me llegan a tocar el alma, y este no es la excepción....sigue así.

    • Avefenix17

      Gracias por leerme

    • roser

      muy bello...mezcla de emociones al leerlo. gracias por compartirlo.

      • Avefenix17

        Gracias por leerme

      • Joselin Guzman

        Que intenso, excelente.

        • Avefenix17

          Muchas gracias por leerme

        • María Isiszkt

          Este no lo habia leñido y me ha gustado amigo
          Un abrazo

          • Avefenix17

            Muchas gracias por tu comentario



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.