Eduardo Cornejo

Hoy me di cuenta

 

Hoy me di cuenta que moriste
fue porque no te encontré en las ventanas,
busqué incansable y sordo,
te amé y lloré tu partida.
Hoy me di cuenta de tu real ausencia
nada callaba las voces,
nada sentía las miradas.
Absurdo y necio el pecho que te guarda,
no existe tregua del duelo,
del río frío que dejaste...
¡Absurdo!
Que aunque sabía que no estabas
te buscaba por todos lados.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.