José Mario Calero Vizcaíno

AMOR Y TIEMPO

y te acostumbras…

a un rostro

a un cuerpo

a una persona

 

y el amor existe

y sí, la relación está bien cimentada,

entonces, la vida se desenvuelve con plenitud

 

y tu pareja te brinda felicidad, …

y el rostro sonríe

y el cuerpo ama y se desenvuelve la pasión

y la persona está en comunión

 

y sí, el amor es mutuo
y la relación está viva
entonces, la vida se reproduce y, y ese hecho es sagrado

 

y el tiempo pasa…

          y el rostro cambia
          y el cuerpo se asienta

          y la persona se desarrolla y vuela, metafóricamente…

 

y cuando el amor es verdadero

y sí, la relación se procura
entonces, la vida se disfruta

 

y dejamos de ser jóvenes…

          y el rostro se vuelve un mapa emocional
          y el cuerpo se suelta
          y la persona se torna intelectual

 

y cuando el amor perdura

y sí, la relación se mantiene

entonces, la vida te da bienestar y plenitud

 

y de repente, así…, envejecemos…

y el rostro se arruga

y el cuerpo se encorva

y a la persona le surgen dolencias

 

y sí, el amor te acompaña

y la relación madura

entonces, la vida te gratifica con el momento presente y la memoria

 

y entonces…, uno muere…

y al rostro, se le puede caer la dentadura

y a el cuerpo se le debilita la musculatura

y la persona se vuelve esencia

 

y sí, el amor que forjó tu pasado, se vuelve motivo
y cuando la relación se vuelve espiritual
entonces, la vida te permite descansar en paz

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.