Carlos Brid

EL SUR ESPERA

EL SUR ESPERA

El sur está quieto
se mueve despacio
y no termina de despertarse....
Amanece triste el paisaje,
sus costas están solitarias
sus valles están sin verdes,
es que su gente anda penando
anda esperando y en la espera,
no se le escapan risas.
Son días en donde el rio
no infla las velas
y El Plata es una alfombra inerte.
Es el vientre donde aguardan
glamorosas las cosquillas.
Es el pensamiento que se ensancha
en el vasto horizonte.
Es el hombre, su anhelo
y sus largas noche meditando.
Es el estallido de un rayo
en las sedas del cielo.
No pregunta el pueblo,
porque preguntar a veces
es alejarse de la mística.
El sur está quieto
pero sus ojos
millones de luces alargadas
son faros en vigilia alertas
para cuando se acerquen a la orilla,
la esperanzas que se han ido.

Carlos Brid
Derechos reservados



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.