ADANS BECMAN

Los pobres de antes...

LLamába a la puerta

una limosna por Dios

vaya usted con Dios

y con Dios se iba

eso si, con la barriga vacía

y las alforjas a cuesta

y así de casa en casa

el pobre de antes pasaba

era poco lo que pedía

pero era menos lo que le daban

tambíen era poco lo que había

pero era a la puerta del  corazón

a la que llamaba, y esta

siempre debía de estar abierta

alguien le daba, no de lo que tenia

sino de lo que le sobraba

 a lo mas un trozo de pan duro

y un trozo de morcilla rancia

y con eso el pobre se confomába

un, Dios se lo pague,y hasta otro día

si es que otro día pasaba

porque con lo que comía...

Quizás con Dios se marchaba...

 Y ya no volvía...

Comentarios1

  • YA SABES QUIÉN...

    Los pobres de antes y de ahora
    nada cambia amigo
    solo nuestros rostros.

    Un placer leerte.

    • ADANS BECMAN

      Muchas gracias , Hector, tienes razón, yo siempre digo, que cuando no ha habido pobres, antes , ahora y siempre los habrá,
      mientras exista el egoísmo y el orgullo y la ambición y el poco amor por los demás, y la falta de conciencia, que está atrofiada...Un Saludo

      • YA SABES QUIÉN...

        Bien dicho mi amigo
        Un abrazo para ti.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.