emiliodom

EL JARDÍN

  Cuando llega el otoño, el jardín se entristece al perder su encanto.
Las azaleas, las dalias, lirios y  jazmines, han perdido
su encanto y aroma. La propia madrugada, se torna perezosa para no alcanzar el alba, mientras tanto, las petunias lloran al saberse ajadas...incluso la magnolia ha dejado caer su flor de nieve, para alfombrar la tierra del jardín silencioso. Ahora, queda esperar el regreso de la nueva primavera, para que todo regrese a la normalidad, y las flores se sientan orgullosas y reconfortadas, ante las miradas de quienes saben apreciarlas...


Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.