MeliAileen

Aquella frialdad

Aquella su frialdad ya no me sorprende

Descubrí el corazón de piedra que posee

Si, aún hay veces que su poco amor me ofende

Ya que es cierto que su amor un día lo desee

 

Me utilizó como trapo de cocina

Todo por ambición y obsesión hacia ella

Quiso ver si servia como medicina,

Admito que fue la mentira más bella

 

Algún día sufrirá como yo lo hice

Dudo afecte a aquella su alma

El dice que deberás me amó, eso dice

 

Como si nada paso hacia mi el se asoma

Y lo repito no me sorprende su frialdad

Ya que en su corazón abunda la maldad.

Comentarios1

  • YA SABES QUIÉN...

    Los dejos del amor que fue

    Un gusto leerte

    Lo haces muy bonito.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.